RIESGOS INHERENTES EN LA UTILIZACIÓN DE MATERIAL DE REVESTIMIENTO PARA AISLAMIENTO DE FACHADAS DE EDIFICIOS

A partir de la entrada en vigencia de la modificación del Código Civil y Comercial (CCC) el pasado 1 de agosto de 2015, los seguros de las obras en construcción sufrieron reformas importantes como lo es el caso del deterioro en las estructuras construidas.

El artículo 1268 del CCC indica que la destrucción o deterioro de una parte importante de la obra, el contratista tiene derecho a su valor y a una compensación equitativa por la tarea efectuada.

Recientes sucesos, como el incendio ocurrido en  la Torre Grenfell (Londres, 14 de junio de 2017) construido en 1960 y hecho totalmente en hormigón armado y mampostería, sorprendió a todos por la rapidez de la propagación de las llamas en forma vertical.  Lo anterior ocurrió pese a una renovación hecha a la estructura incorporando una fachada compuesta de paneles sándwich aislado (o “curtain wall”) rellenas con un material que presumiblemente era poliuterano, que cuando entra en contacto con el fuego, genera gran cantidad de humo emitiendo gases tóxicos.

En el ámbito asegurador el riesgo del uso de estos “paneles sándwich” debe ser manejado tomando en cuenta las variables siguientes: (i) el material: se ha generalizado el uso del aluminio, cuya resistencia al fuego es de apenas 50%, siendo los más recomendados los revestimientos de acero o plástico duro; ii) control y mantenimiento: resulta vital con personal especializado en las labores de revestimiento, así como el mantenimiento posterior de los cerramientos; y (iii) la dimensión vertical o efecto chimenea: se debe vigilar que los paneles aislantes sean incorporados a estructuras de alturas limitadas para evitar el efecto chimenea en caso de siniestro.

Pese a que la Ley de la Provincia de Buenos Aires Nro. 13.058 no establece como requisito que los materiales aislantes utilizados en construcción sean resistentes al fuego, resulta este ser un punto de singular importancia a la hora de evaluar riesgos a ser asegurados para las construcciones.  Las pérdidas totales en edificios de altura deben ser consideradas en la mayor parte de los análisis en un 100% del valor expuesto a riesgo, sobretodo por el hecho de que aun en aquellos casos en que hayan podido recuperarse parcialmente las construcciones, los daños estructurales subyacentes son casi siempre insalvables.

Por otra parte, se hace necesario pensar en las sumas aseguradas en caso de remoción de escombros, las cuales suelen ser superiores a las determinadas automáticamente, incluso llegando a ser equivalentes al 10-15% del valor total de la edificación y por tanto, las sumas habitualmente estimadas y aseguradas en las Pólizas de Responsabilidad Civil suelen ser insuficientes para la tipología de daños que pueden acaecer sobre edificios de gran altura.

Leave a reply